loader-logo

Cómo abordar el uso de internet y móvil con nuestros hijos e hijas

Familias

Cómo podemos abordar el uso de internet y móvil desde las familias

En la actualidad, uno de los retos con niños y niñas y adolescentes, tanto por parte de las familias, de los centros Educativos, como de la comunidad es la educación digital: cómo enseñar a niños, niñas y adolescentes a utilizar de manera adecuada y positiva internet, el ordenador, la tablet o el móvil.

Es importante entender que las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) forman parte de nuestra realidad y bien enfocadas son recursos de gran utilidad que nos pueden facilitar aprendizajes, conocimientos y procesos. En definitiva, contribuir a nuestro desarrollo y facilitarnos la vida haciendo un uso adecuado de ellas.

En muchas ocasiones he oído a familias expresar sus miedos cuando sus hijos e hijas utilizan internet, el ordenador, la tablet y el móvil. Algunos motivos que expresan son: “Qué páginas utilizarán”, “Con quién hablarán” “¿Y si alguien les engaña?” “¿Y si alguien se mete con ellos y ellas por las redes?” “Quiere estar con el móvil todo el rato y le quita tiempo de estudio” “No quiere que vea lo que está haciendo en el ordenador” “No se separa del móvil y no quiere que vea con quién habla” “No se muy bien qué hacer porque no entiendo lo que hace, no me manejo bien y no se cómo ayudar”.

Una realidad es que los niños, niñas y adolescentes, están creciendo en una sociedad inmersa en las TIC, y en general llevan mayor recorrido y aprendizaje en internet. Esta realidad, no significa que garantice un uso adecuado y positivo de estos recursos, por eso es tan importante nuestro papel como familia. Si bien es muy complicado que podamos tener todos los conocimientos sobre las TIC, al menos si que tenemos la responsabilidad de querer identificar, incorporar y conocer las TIC, saber dónde informarnos y dónde pedir ayuda si lo necesitamos. 

Un recurso útil para manejar las TIC con nuestros hijos e hijas es la mediación parental, que es el proceso por el cual las personas responsables de la educación digital de los niños, niñas y adolescentes, les acompañan en su proceso de alfabetización digital, para que adquieran los conocimientos y las habilidades necesarias para manejarse con las nuevas tecnologías. Pero, además, la educación para que hagan un uso responsable y seguro de las mismas y prevenirles de los posibles riesgos asociados.

Por tanto, en este proceso educativo están necesariamente implicadas todas las personas que tienen algo que aportar en la educación de los niños, niñas y adolescentes: las familias, los centros educativos y la comunidad.

Limites y normas en el uso de las TIC en relación a nuestras hijas e hijos:

  • Establecer horarios y situaciones de conexión a Internet. Así como ubicación del ordenador en una zona común de la casa, por ejemplo en el salón.
  • Establecer edades a las que podrá acceder a internet, tener su primer móvil, tableta, portátil o cuenta en redes sociales.
  • Limitar programas, aplicaciones, webs, juegos y servicios en función de la edad. Existen herramientas que pueden ser de ayuda, se trata de filtros de control parental que impiden que se ejecuten programas que consideramos inadecuados cuando la familia no esté en casa, incluso la conexión a Internet, navegadores infantiles, etc.Un ejemplo de herramienta de control parental es Qustodio.
  • Limitar la “subida” de datos personales y de imágenes a la Red. Es importante que se explique el por qué de la importancia de cuidar nuestra privacidad y el nivel de exposición que elegimos tener en las redes, las implicaciones que tiene.
  • Educar en la sensibilidad y el respeto.
  • Enseñar a no responder a las provocaciones y a los malos modos de otras personas.
  • Educación en un ocio saludable.

Cómo manejar posibles situaciones que se generen con nuestros hijos e hijas en relación a las TIC y que nos preocupen:

  • Escuchar y dialogar con nuestros hijos e hijas. Preguntar sobre lo que les sucede, escuchar lo que nos cuentan y ayudar a que puedan expresar emociones y preocupaciones. Es importante mostrar comprensión y no juzgar. Así como, respetar sus tiempos y no presionar para que hablen, buscar momentos en lo que puedan estar más receptivos y receptivas, e incluso animar a que puedan hablar con otras personas cercanas y de confianza si se sienten más cómodas y cómodos, para que les puedan ayudar a resolver algunas situaciones.
  • No culpabilizar a nuestros hijos e hijas. Es importante entender lo que nos cuentan y que sientan que no están solos y solas, que hay intención de ayudar desde el respeto a ellos y ellas. Al margen de que se hayan podido equivocar, eso no justifica si les está sucediendo algo negativo y con lo que están sufriendo. Hay que ver el lado positivo, reconocer la importancia y el valor de pedir ayuda y buscar soluciones para que las situaciones se resuelvan.
  • Decidir lo que vamos a hacer, teniendo en cuenta a nuestros hijos e hijas. Cuando identificamos algún problema en relación al uso de las nuevas tecnologías es importante actuar y no mirar para otro lado, ya que no se resolverá solo e incluso podría complicarse. Es importante buscar una solución y si es necesario pedir ayuda y que podamos hacerlo en conjunto con nuestros hijos e hijas, para que aprendan a manejar la situación y que puedan pedir ayuda si necesitan, que lo vean como algo positivo y se sientan partícipes y con capacidad. Es importante decidir qué hacer en cada momento, y que nuestro hijo e hija pueda tener claro los pasos que vamos a ir dando, que tengan información.
  • Informar a los recursos oportunos cuando sea necesario. Es importante comunicar al centro educativo o los recursos oportunos ( policía, guardia civil, médico de cabecera,..) cuando consideremos que la dificultad encontrada tiene relación con un ámbito implicado. Sumado a que el centro educativo es un espacio clave de relaciones y desarrollo de nuestros hijos e hijas y pueden colaborar para la solución de la dificultad encontrada. Es importante la confianza mutua y colaboración. Cuando consideremos que nos encontramos ante situaciones graves, que nos hemos informado y buscado ayuda en otros recursos previos, podemos notificarlo en:
    • Fiscal de Menores: gl/U9YZm6
    • Policía: policia.es/
    • Guardia Civil: gdt.guardiacivil.es
  • Aprendizaje para futuras ocasiones. Estas situaciones son una oportunidad y fuente de aprendizaje, nuestro objetivo es educativo y de adquirir herramientas para situaciones futuras.
  • Confianza de nuestras hijas e hijos. Que no se sienta juzgada/o, castigada/o y que pierde privilegios, buscar maneras de resolver y aprender de la situación. Por ejemplo, retirar el uso del ordenador y/o e móvil no resuelve sin más la situación, porque se puede hacer uso de estos recursos fuera del ámbito familiar o a escondidas y se reproducen comportamientos si no se han trabajado. Es importante, explicitar la situación, actuar y buscar soluciones a nivel educativo.

Fuente de información: [Red.es] http://creativecommons.org/licenses/by-nc/4.0/deed.es d

Recursos que nos pueden ser de utilidad

Entidades que disponen de lineas de apoyo con profesionales de la abogacía, psicología y personas técnicas de seguridad infantil:

Autora

Patricia Calvo

Psicóloga en Idealoga